domingo, enero 24, 2021

Ferran Exceso & Fran Mariscal


 

Charly García

 Un gato de plástico y la policía en la puerta de la habitación: la loca historia del salto de Charly García desde el noveno piso a la pileta

A finales del verano del 2000, el músico tocó en Mendoza con Mercedes Sosa y Nito Mestre. Una trifulca en un bar y sus respuestas a la policía lo iban a dejar en un calabozo durante un fin de semana largo. Lo que siguió fue su decisión de tirarse a la piscina del hotel y la imagen más rockera de nuestra historia, que captó un sólo camarógrafo.

Siempre sentí una fascinada debilidad ante esos relatos incomprobables, que se perpetúan incomprobables aunque haya una banda de testigos del hecho y mas aún, aunque el mismo protagonista de la situación cuente su verdad. Aunque a veces esa verdad confunda mas que lo relatado.

Sobre todo cuando el protagonista es Charly García, ese duende porteño que en un punto es todos nosotros, quien describe los hechos.

Estamos al final del milenio pasado. Había hablado con Charly en Diciembre de 1999 en mi programa de radio, obviamente todos estábamos con el Y2K y el mar de dudas que nos sembraba en la mente la inminente llegada del nuevo milenio. Se había llegado a pensar que el 1 de enero del 2000 las computadoras no andarían mas porque no se que rollo con la fecha, Prince había realizado un concierto memorable en su casa Paisley Park con su archienemigo Lenny Kravitz de invitado a modo de “Por si algo nos pasa” que quede nuestro mensaje de alianza, en el país el presidente De La Rúa empezaba a tener ciertos rasgos que nos llenaban también de dudas mientras vivíamos en esa nube de lisergia que era el 1 a 1. De manera que en medio de todo eso empecé a llamar amigos y favorecedores por teléfono desde la radio para que me dejaran su mensaje mirando el futuro. Le pregunto a Charly entonces:Nota aquí.









Antonio Sanz


 

Joaquín Pérez Azaústre

 Calle Toledo

No es la calle más vistosa, ni la más ancha, ni luce unas fachadas infinitas con la imantación del diecinueve. Sin embargo, la calle Toledo, desde la Plaza Mayor hasta el puente rocoso, que casi nos recuerda al muro exento de un castillo mítico sobre el cauce cordial del Manzanares, tiene algo de nervio o levadura de la ciudad que hacemos entre todos: los que vivimos y los que pasamos, por encima del tiempo y nuestra condición de voces que se pierden en los ecos de los que ya estuvieron, junto a los que vendrán. Esta explosión de gas, con las cuatro víctimas y con el estupor que aún pasea por el barrio con las manos fuera de los bolsillos, este estallido súbito, el miedo en el colegio de La Salle, con los niños afortunadamente dentro de las aulas por los bloques de hielo que todavía brillaban en el patio y les impidió salir al recreo, ha sacudido la médula espinal del centro de Madrid. Imaginen un barrio, La Latina, con una calle llamada Calle Tabernillas: ahí solo se puede ser feliz. Es verdad que el turismo, poco a poco, ha ido cargándose el sentido del nombre; pero aún resisten algunas ferreterías, esparterías, mercerías y unos cuantos bares verdaderos que son los que le dan sabor de calle. He oído esta explosión de la calle Toledo, donde nunca he dejado de tener un paso, como si unas manos invisibles me estuvieran dinamitando el pasado. He recordado las sidras del Aviseo, los callos de J. Blanco y las cañas de Los Caracoles, con esa barra roja ya pintada así desde antes de que pudiera escucharse allí mismo la risa de Ava Gardner. Vermut en La Paloma, paseo por el Rastro, las sombras de las huellas que ocuparon los mismos escenarios: Galdós, Baroja, los Machado. Nota aquí.



Rulo y La Contrabanda & Leiva

 


Pez Mago

 


Tute

 


sábado, enero 23, 2021

Sole Giménez & Rozalén


 

Gabriel Ruiz Díaz

 A los 45 años murió Gabriel Ruiz Díaz, ex bajista de Catupecu MachuEn 2006 había sufrido un accidente automovilísitico que lo dejó afuera de los escenarios. 

La noticia fue confirmada por su hermano Fernando, líder de la banda, mediante un posteo de Instagram

Gabriel Ruiz Díaz, bajista y cofundador de Catupecu Machu, murió este sábado a los 45 años. La noticia fue confirmada por su hermano Fernando, líder de la banda, mediante un sentido mensaje que compartió en su cuenta de Instagram.

“Amores, hoy se fue Gabi. Se fue tranquilo, en paz”, comenzó diciendo el músico. Y luego continúo: “Gabi el amigo, el hermano, el bajista, el artista, el científico, el músico, el hijo. Un animal de música. Un ser amoroso, generoso, bueno. Brillante. Y sobre todo, un guerrero, un guerrero que siempre dio todo y un poco más”.

Enseguida, Fernando continuó diciendo: “Gracias, hermano mío por todo. Te fuiste hoy en el día del Músico Argentino. Un día, en una entrevista, le preguntaron cuál era el disco que más le gustaba de la historia de nuestro amado rock argentino, y Gabi dijo: ‘Artaud, de Luis Alberto Spinetta’. Seguramente te debe estar esperando para que con tus cuatro cuerdas mágicas hagas lo que más amaste en tu maravillosa e increíble vida. El bajo y la música. Vuela alto, como siempre lo hiciste hermano mío. Hermano de Todos. Gracias por lo que diste y nos diste. Que estés bien donde quiera que estés, que de seguro será ese lugar donde el tiempo no corre, donde nada se llama, donde simplemente sos”.Nota aquí.



Luis Alberto Spinetta

 Luis Alberto Spinetta cumpliría 71 años: su particular visión del amor y la violencia reflejada en dos de sus canciones más recordadas

El “Flaco” nació el 23 de enero de 1950 y, a lo largo de su extensa carrera, construyó un legado a raíz de obras brillantes. La historia de “Muchacha (ojos de papel)” y “La bengala perdida”

Una canción es hermosa de principio a fin y si afirmamos que se trata de una de las composiciones más brillantes de la historia de la música argentina no exageramos. La otra también es una muy bella pieza, pero relata con crudeza una triste realidad que está impregnada en nuestra sociedad.

En el día en que Luis Alberto Spinetta hubiera cumplido 71 años (nació el 23 de enero de 1950), buscaremos acercarnos a su particular visión del amor y la violencia, temáticas reflejadas en sus canciones “Muchacha (ojos de papel)” y “La bengala perdida”.

¿Quién no se emocionó al escuchar “Muchacha”? ¿A quién no le llegaron esos versos que tan bien enhebró el querido “Flaco”? La pieza formó parte del primer álbum de Almendra, se presentó en vivo el 22 de junio de 1969 en un recital en el Teatro Coliseo y, apenas salió, se convirtió en un éxito total. Pero no nos vamos a quedar con los datos duros de la historia. La idea es sumergirnos en cómo fue el proceso creativo de una de las obras más lindas del rock nacional. Nota aquí.














Rodolfo Serrano

 Tren a Lisboa

La noche de Lisboa se caía en tus ojos.
Amenazaba lluvia en un cielo empedrado,
y, a la luz amarilla de aquel café del puerto,
bebimos el alcohol de los días perdidos.
Era invierno en aquella ciudad tan soñada.
Llegaba de la calle, solitaria y oscura,
el perfume a marea, a salitre y a brea.
Y ese rumor lejano que tiene la añoranza.
Éramos entonces muy jóvenes y hermosos,
y brillaba en nosotros esa dulce belleza
de los amores nuevos, la ansiedad infinita
de los que tienen todos los deseos urgentes.
Era hermosa la noche. La luna acariciaba
dulcemente las nubes cuando los dos salimos
a fumar un cigarro de soledad y frío.
El río, tan cercano, era un fado de sombra.
Nuestro mundo empezaba entre el agua y los sueños.
Vivíamos los años de los amores fieros,
y andábamos deprisa con el alma en las manos.
Pessoa era un suspiro de versos en el aire.
Volveremos de nuevo, te dije. Y ahora mismo
daría la vida entera por encontrar tu nombre
en las viejas agendas y llamarte y decirte:
Hay un tren que nos lleva esta noche a Lisboa.
La foto es de
Raul Cancio
. Darle un toque



Dani Flaco

 


Vinos Chueca

 El Bobby, el de Vinos Chueca, en Casetas

La taberna, situada en el centro del barrio, tiene 80 años de historia; los últimos 30 se han vivido con su actual propietario, el músico Roberto Artigas, al timón

En su carné de identidad pone Roberto Artigas, para el mundo de la música local es Gran Bob y entre los amigos y vecinos responde por Bobby. Este músico y cantinero pasa sus días en un lugar mágico, una taberna con 80 años de historia que le tiene como protagonista y guardés en los últimos 30. Todo lo que hay dentro de Vinos Chueca cuenta una historia, incluidas las deliciosas croquetas y la tortilla de patata, y casi todo –pregunten ustedes cuando vayan– está a la venta. Juguetes, recuerdos, revistas… un paraíso para nostálgicos, coleccionistas y amantes del kitsch en general. "Esto empezó en 1940, antes era carbonería. Comenzó el abuelo de mi mujer, el apellido Chueca es de su familia; emprender en la posguerra marca carácter. Lo que ves ahora al entrar es la confluencia de muchas cosas; una de ellas es la ubicación de Casetas, la última frontera entre lo urbano y lo rural por este lado. Somos un barrio de Zaragoza, al fin y al cabo, pero nuestra alma de pueblo hace que mantener la personalidad y las señas de identidad de un lugar sea más sencillo".

La esencia de Vinos Chueca es claramente artística. "Mi intención vital es la que es, no se puede evitar; a todo le veo la parte estética. Esa forma de pensar la he volcado en el bar, y se contagia a mis clientes, que también son amigos. Hay exposiciones, presentaciones de todo tipo, y mucha música, claro; tengo bandas ‘residentes’ que ensayan aquí, los instrumentos están a la vista y afinados para cada momento, hay varios banjos; los grupos son Blues Whale, The Bluegrass Lions y Los Tres Norteamericanos, aunque en esta última aventura hayamos perdido a Joaquín –alude a Carbonell–; estamos viendo David (Giménez, también hostelero y entrañable librepensador de Remolinos con su Enlatamus) y yo cómo nos sobreponemos al trago, ha sido muy duro. Joaquín era una fiesta, la ha generado 20 años aquí; polarizaba las conversaciones, tocaba la guitarra, comentaba las noticias… y siempre traía alegría". Nota aquí.




Antonio Orozco


 

Tute

 


viernes, enero 22, 2021

Ana Montojo

 Ana nos cuenta por Facebook.

Bueno, pues mañana podéis amenizar vuestro desayuno mirando y escuchando la presentación de mis Daños colaterales en la Feria Virtual del Libro de España. Será una intervención de alrededor de treinta minutos en la que haré un breve recorrido por mis anteriores poemarios y la segunda parte la dedicaré a los "Daños". Dada la hora que me han adjudicado podéis verme en pijama y desayunando.
Hay que pinchar aquí:



Albert Pla


 

Elena Burgos

 Elena nos cuenta por Facebook.

Actualmente estoy trabajando en el proyecto teatral Mujeres basado en el libro del mismo nombre de Eduardo Galeano. Os dejo el enlace por aquí por si os apetece entrar y dejar una manita levantada.
Sería de gran ayuda!
Gracias!



Ismael Serrano

 


Kase.O

 “A los malos raperos hay que darles caña”

El músico publica ‘Divertimentos vol.1′, la primera entrega de una serie de colaboraciones que saldrán diseminadas a lo largo del año

El rapero Kase.O, o lo que es lo mismo Javier Ibarra (40 años, Zaragoza), lleva 25 años entonando rimas. La pandemia lo sumergió en meses de inactividad musical que le permitieron disfrutar de su hija y tener una revelación. “Le dije a mi pareja: ‘He visto la luz, no quiero hacer discos”. No necesitaba el estrés de los años anteriores, cuando incluso sufrió una depresión que narró en el tema Basureta. Pero ella, Muna Alsharif, le dijo que de quedarse todo el día jugando a la consola tirado en el sofá ni hablar. Así que, cambió “el chip” y experimentó su siguiente epifanía: abandonar “el proceso traumático de hacer un disco y disfrutar” del rap. Llamó a algunos amigos y se puso manos a la obra. Cerró el 2020 con Divertimentos vol 1, un dúo de canciones preludio de una serie de colaboraciones que irán saliendo a lo largo del año. Nota aquí.



Joaquín Carbonell

 


Ana Montojo

 TOCARTE

Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
(Juan Gelman)
Me muevo con sigilo, procurando
pasar inadvertida
mientras mi piel se muere de silencio
y un estruendo interior me sobrecoge.
Esta oquedad espesa que me ahoga,
la insalvable distancia entre tus manos
y el borde doloroso del recuerdo
de un tiempo irreverente y clandestino.
¿Cuándo calló su voz mi rebeldía,
cuándo entré en este túnel de desidia
que enmudeció mi cuerpo y mi locura?
¿Cuándo me acomodé a la indiferencia?
Quiero gritar con fuerza, al aire libre,
y que el eco repita mi alarido,
quiero sentir, llorar, estremecerme,
que mi llanto desborde las compuertas
y vuelva a florecer la indisciplina,
la frescura de amar sin previsiones,
la sonrisa inconsciente, lo espontáneo,
la vida que aún se cuela por mis poros.
Hay veces que la piel
es tan inútil como los zapatos
que ponen a los muertos.
(De "Vivir con lo puesto"
Huerga
y
Fierro
2015)



María Rozalén

 Víctor nos cuenta en su Blog

ROZALÉN NOMINADA A LOS GOYA POR SU CANCIÓN "QUE NO, QUE NO"

La canción de autor sigue estando muy presente en los Premios Goya. Si el año pasado el gran Javier Ruibal se llevó la estatuilla gracias a su canción de la película "Intemperie", este año es María Rozalén la que ha conseguido una nominación por su canción "Que no, que no" de la película "La boda de Rosa". La canción, también está incluida en su último disco "El árbol y el bosque", que fue uno de los 10 mejores discos de 2020 para Al caer el Sol.

Rozalén comparte nominación con un peso pesado de la música de nuestro país, el mismísimo Alejandro Sanz. Alejandro está nominado por la canción de la película "El verano que vivimos". También están nominados el senegalés Cherif Badua y el gran músico Roque Baños, que crearon la canción principal de Adú y Carlos Naya por la canción de "Las niñas". Nota aquí.



Las Pastillas del Abuelo


 

Tute

 


jueves, enero 21, 2021

Javier Ruibal


 

Rafa Mora

 EL MIEDO

Es necrófaga la estela que deja el miedo a su paso.
Como un veneno premonitorio
paraliza los engranajes del mundo,
aúlla en mitad de la noche para avisar de su llegada.
Y con extrema pericia desarma a la razón en la trinchera,
exprime los colores hasta extinguirlos
y mancha la tierra fértil
con su manto sombrío y descarnado.
Es el miedo un fantasma que habita en los espejos,
un gigante tragaluz que espanta primaveras,
un reflejo que muestra el helado vacío
cuando dejan los dioses de ser tan humanos.
Es el miedo la sangre que prepara a la herida,
un instinto extendido que se nos vuelve en contra,
un colador de dudas,
un avispero en llamas,
un fino hilo de seda que va tejiendo,
en silencio,
una telaraña voraz.



Sheryl Crow & Sting

 


Catherine Camus

 “Mi padre no es un santo. Fue un verdadero ser humano”

Entrevista con la hija de Albert Camus, de quien se publica en castellano ‘La noche de la verdad’, los artículos completos en el periódico ‘Combat’.

Albert Camus nunca había sido tan leído desde su muerte en un accidente de coche cuando tenía 47 años, en 1960. La pandemia de coronavirus ha convertido de nuevo su novela La peste en un superventas y a Camus en uno de los autores que iluminan este mundo enfermo y confuso. La editorial Penguin Random House recupera la obra del Nobel y publica, por primera vez en castellano, todos sus artículos periodísticos en el periódico Combat, reunidos bajo el título La noche de la verdad y en traducción de María Teresa Gallego Urrutia. Catherine Camus (Boulogne-Billancourt, Francia, 75 años), la hija del escritor, habló hace unos días por teléfono con EL PAÍS desde la casa familiar de Lourmarin, el pueblo de la Provenza donde está enterrado su padre. Nota aquí.



El Roto

 


miércoles, enero 20, 2021

Dani Flaco

 


Pez Mago

 


Marcos Ana

 Los 10 momentos que marcaron la vida de Marcos Ana

Marcos Ana pasó a la historia por ser uno de los presos que más tiempo estuvo encarcelado debido a sus ideas políticas durante la dictadura franquista. Cien años después de su nacimiento y con sus memorias como guía, un repaso a los momentos más cruciales de su vida acercan una realidad que nunca debería ser olvidada.

Un 20 de enero de 1920 nacía en Alconada, una pequeña aldea de Salamanca, Fernando Macarro Castillo, la persona que unos años después llegaría a internacionalizar la lucha de los presos políticos de la dictadura franquista bajo el nombre de Marcos Ana. El primer centenario de su nacimiento ocurre tres años después de su muerte, cuando este comunista que estuvo encarcelado a lo largo de casi 23 años por sus ideas políticas fue recordado en multitud de rincones de España, donde tronaron sus poemas que cantaban a la libertad y que empezó a escribir durante su presidio. 

Marcos Ana entró en prisión con 19 años y salió de ella con 41, a finales de 1961. Fue uno de los primeros presos políticos españoles defendidos por Amnistía Internacional. Tras su excarcelación, el poeta y militante comunista recorrió Europa y gran parte de América acercando a otros territorios la cruenta realidad que se vivía en España bajo el yugo de Franco. Gran precursor de la solidaridad internacional para con las familias de los encarcelados antifascistas, fundó y dirigió en París el Centro de Información y Solidaridad con España (CISE), presidido por Picasso. Dos libros imperecederos honran su vida y obra: Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida (2007) y Poemas de la prisión y la vida (2011). Nota aquí.



Antonio Sanz

 


Edmundo Rivero

 Edmundo Rivero, esa voz cavernosa del tango que convirtió al lunfardo en patrimonio cultural

Por apariencia, voz y estilo, “El Feo” sufrió muchos rechazos hasta ser reconocido. A 35 años de su muerte, un repaso por la obra de un artista le puso voz a los poemas de Borges.

Lo apodaron El Feo porque su rostro no iba en consonancia con el de otros cantantes de piel lozana y sonrisa de cine, de los galanes eternos que enamoraban en los bailes de la ciudad. Pero Edmundo Rivero más que feo fue una rara avis del tango, una voz que rompió con todo lo escuchado y una poesía lunfardesca que convirtió el habla de los bajos fondos en patrimonio cultural. El músico, compositor y guitarrista fue un punk, hizo lo que le salió de las entrañas y eso le costó muchos rechazos antes de alcanzar la consagración.

Hace 35 años fallecía en Buenos Aires y dejaba un legado que cambió la música porteña para siempre, colocándolo en el panteón de los grandes como Gardel, Corsini, Del Carril, Libertad Lamarque y Piazzolla, entre otros. Nota aquí.



Íñigo Coppel

 


Tute

 


martes, enero 19, 2021

José Larralde

 


Ana Montojo

 Hay muchas clases de

BESOS
Sabes mejor que yo que hasta los huesos
solo calan los besos que no has dado.
(Joaquín Sabina)
De los cientos de besos que me ha dado la vida,
diversos en calibre, intensidad, textura,
segundos en el tiempo y permanencia
en alguna oquedad de la memoria,
tan solo cuatro o cinco tienen nombre
y eso no es mucho con la edad que tengo.
Los hubo tiernos como pan reciente
y otros fronterizos con las leyes
que disponen lo que es inadecuado
y hasta algunos prohibidos sin ambages.
Cotidianos, caseros, rutinarios,
violentos, implacables,
con la exigente urgencia de una noche
que se sabe fugaz a ciencia cierta.
Hubo el que, apenas en las comisuras,
extendió su humedad por todo el cuerpo
y otros penetrantes que olvidé
con el último trago,
lo mismo que los hielos derretidos.
Y algunos que sellaron un tácito contrato
impalpable, sin firmas ni promesas,
sin deberes ni lazos insolubles,
pero que perduraron para siempre en mi boca.
Y muchos se secaron al borde de mis labios
esperando el momento, ese momento
que no terminó nunca de llegar.
(Plantas de interior. Ed. Cuadernos del Laberinto 2012)



Dani Martín