sábado, junio 23, 2018

Bares Porteños

Cuatro bares de barrio que guardan la memoria porteña.

Con las mesas de madera sólida y algunas botellas viejas de la gran estantería alcanza para evocar a Pepe o alguno de los otros hermanos Cao, inmigrantes asturianos, sirviendo aguardiente o despachando quesos frescos o arroz al peso. Es más: con eso sobra para “viajar” a la década de 1930, cuando este rinconcito de San Cristóbal era ya un bar y una despensa: La Armonía. ¿Un café? La antigua máquina nunca anduvo y parece que los dueños respondían siempre lo mismo: “Se nos descompuso ayer”.
Los cafés de Capital son máquinas del tiempo. Te llevan a otras épocas, incluso con pequeñas anécdotas como ésa. Del Margot (1904), de Boedo, es famosa la que cuenta que Perón desvió a su comitiva para buscar el sándwich de pavita en escabeche que aún es ícono del local.Nota aquí.

Sara Ráez


Javier Ruibal

Joaquín Sabina

Joaquín Sabina escribe una nueva canción en su vida

Tras su ronquera en Madrid, el entorno del artista cree que esta será su última gira de gran formato pero ni hablar de retirada ni de renunciar a su esencia de crápula rebelde.


 Joaquín Sabina nos tiene en un ay… La primera vez que alguien escucha Lo niego todo puede hacerse una idea. Es el disco más oscuro y pegado a la crudeza de la decadencia de cuantos ha firmado. Por eso, cuando anunció hace un año que se liaba la manta a la cabeza y comenzaba una gira con más de 80 conciertos, su público alternó una alegría y un suspiro. A partes iguales. Con una pregunta inquietante: ¿podrá? Pues, como admite en Quien más quien menos, la cosa quedó con un pie en el tango y otro en el ojalá.
Un maratón así, a sus 69 años era un riesgo… Un esfuerzo físico y anímico –cantar ciertas letras resulta una temeridad que carga el diablo–, bien podía acabar en descalabro. Casi. Sería injusto decir que no llegó. Se quedó a cuatro de la meta, pero cumplió con creces la inmensa mayoría de compromisos en España, América y Europa. Nota aquí.

Manuel Cuesta


Raúl Porchetto

"Estuve amenazado y prohibido durante plena Guerra de Malvinas"

A los 68 años, el músico dice que casi se la va la vida en su nuevo álbum, "Sombras en el cielo", y cuenta que estuvo desaparecido. 
¿Este no es tu ritmo habitual de trabajo, no?
-Estoy muy cansado porque tocamos el viernes y la logística es infernal. Además ando ensayando con dos bandas para un mismo recital. Una para temas nuevos y la otra, para clásicos. Están mi hijo, mi hija, el batero de Eruca Sativa, los GIT menos Willy Iturri, que está en México.... Después habrá invitados, va estar León (Gieco), esperemos a Charly…Nota aquí.


El Roto


viernes, junio 22, 2018

Quique González

César Maldonado


Kevin & Rozalén

Ismael Serrano


Abel Pintos

Lito Vitale

“Siempre tuve el sueño de hacer estos temas con orquesta”
El tecladista y compositor ya acopló la orquesta de Corrientes a su grupo, y hoy lo hará con la Juan de Dios Filiberto en la sala sinfónica del Centro Cultural Kirchner. La gira continuará en San Juan –el concierto será grabado–, Mendoza, Chaco, Neuquén y Rosario.
En 1988, tras una larga década atravesada por la disolución de MIA y la posterior publicación de siete discos –en formatos que orbitaron entre el solipsismo, el cuarteto y todo lo que hay en el medio–, Lito Vitale editó un disco destinado a perdurar en su trayecto como bisagra: Ese amigo del alma. La placa tenía siete piezas y un elenco de lujo, con Marcelo Torres en bajo, Christian Judurcha y Jota Morelli alternando en la batería, y los aerófonos de Manuel Miranda. Al año siguiente, con una formación que excluía a Morelli, el tecladista publicó La senda infinita. Y uno después, con Jorge Araujo por Judurcha, el inspirado Viento sur. Tal trilogía de discos pasó a la historia como una especie de época de oro del Vitale versión cuarteto, pero el disco que la abrió siempre marcó la diferencia. No tanto por su valor musical intrínseco –bastante similar a los demás– sino por el peso específico de un nombre que devino en un ciclo televisivo inolvidable: Ese amigo del alma. “Tenía ganas de volver a tocar esas músicas hace un par de años y dije, ‘vamos a darle un marco’. Como la cosa está muy difícil y yo venía de hacer muchas cosas por fuera de mi camino instrumental, decidí aprovechar el marco de los treinta años de su edición original, pero con un agregado: las orquestas”, pensó Vitale, y así ocurrió. Nota aquí.


Adrián Berra


La Manada


jueves, junio 21, 2018

Paris Joel

Segundo Tiempo. -

Dichosa biología que me lleva al viaje de retorno,
al principio del fin,
un camino de cine, música y silencio.
Una singladura de la cual solo tengo un reproche:
Sentirme solo al final del trayecto.


Qué fue de los compañeros del colegio,
de la adolescente inconsciencia,
de mis primeros perros
que murieron antes de tu último beso.
De los amigos fieles
y de todas las mujeres
que quise y quiero.


Completo aquí.





Vetusta Morla

Joaquín Pérez Azaústre

Nicaragua

Sergio Ramírez recibió el Premio Cervantes mientras se desangraba Nicaragua. Ese mismo día publicó un artículo en El País titulado Una represión sin sentido, en el que denunciaba la situación de su país: «En Nicaragua el régimen está usando la violencia desproporcionada y sin sentido para reprimir la justa protesta ciudadana encabezada por los jóvenes que están siendo masacrados por fuerzas paramilitares y policiales. Centenares han sido apresados y no se sabe de su paradero». Así empezaba. Era oceánica la distancia entre el momento de Ramírez y el fuego urbano que ya estaba arrasando las plazas nicaragüenses, pero el novelista no se había despegado ni un solo milímetro de su escritura de la realidad. Nota aquí.


Pedro Reñe


Patti Smith

“Si solo pudiera quedarme con una cosa, sería con la literatura”

Pionera del 'punk rock', redobla su apuesta por la narrativa con ‘Devoción’, “una investigación sobre lo que significa ser artista”


La habitación en la que Patti Smithdescuelga el teléfono es una habitación de hotel enmoquetada. El lugar es Londres. Es por la mañana, está descansada. Tiene cuatro días, dice, para pasear, leer y emborronar libretas. Hasta tres lleva consigo. En una está escribiendo, dice, una canción “muy larga”, en la otra, algo que podría ser, quizá, una novela, y en la tercera solo toma notas, dibuja. La legendaria punk rocker, la eterna diva del underground,la amante de la poesía de Rimbaud y el espíritu romántico y autodestructivo de la vieja Europa —escuchándola hablar cuesta creer que nació en la fría Chicago, un día de 1946, teniendo como tiene, tan presente, la Segunda Guerra Mundial, y la situación en que quedó el continente a su fin— acaba de publicar nuevo libroDevoción (Lumen). Nota aquí.


Ismael Serrano


Noche Sabinera


Javier & Paco

Patricio Contreras

“El machismo estaba muy bien visto”
El gran actor chileno ayuda a entender el contexto de la película de Arnaldo Valsecchi que se estrena mañana. “Mi personaje responde a todos los valores de una generación para la cual el sometimiento de una mujer era un deber masculino”, explica.
El cineasta italiano Arnaldo Valsecchi decidió realizar una película de época en Chile, país donde reside. Calzones rotos, revancha de mujeres –que se estrena mañana en la cartelera porteña–, está basada en la novela homónima del escritor chileno Jaime Hagel Echeñique. Se trata de una comedia dramática, por momentos oscura, sobre una sucesión de muertes en una familia de la alta sociedad. Desde relaciones incestuosas hasta engaños, pasando por accidentes y venganzas, la trama no es lineal y sucede en una casona donde viven sólo mujeres: Matilde, la matriarca, sus tres hijas solteras y la más joven, una adoptada. Matilde está muriendo, motivo por el que llegan a la casa sus dos nietos, uno de ellos con su esposa norteamericana. En su confesión póstuma al cura del pueblo, Matilde afirma haber asesinado a su marido, Alfonso cuarenta años antes, y haberlo escondido en un arcón de la cochera. El mismo arcón que ya contenía los restos de otro hombre, desconocido para ella. Nota aquí.


Claudio H


Tute


miércoles, junio 20, 2018

Calle 13 & Blades

Rodolfo Serrano

Un encuentro
Nos encontramos después de tantos años. 
Tú tan guapa y yo en los mismos bares.
Te acompaña una joven. Dices: Es mi hija.
Tiene tu misma cara. Esa sonrisa
burlona con que siempre me trataste.
Sus ojos son tus ojos. Y adivino
el mismo corazón. Esos latidos
capaces de arrastrarme hasta el infierno.

Me hablas de las cosas que se hablan
cuando todo está dicho y no hay preguntas.
Ella nos mira seguramente preguntándose
si alguna vez fuimos jóvenes o siempre
hemos tenido esta tristeza
de estación sin viajeros y sin trenes.
Ella no dice nada.
Solo mira impaciente el reloj mientras le cruza por la cara
ese gesto tan tuyo de fastidio.
Te marchas, prometiendo una llamada
que sé que nunca harás.
Vuelves de pronto la cabeza: “¿Sabes?
dentro de poco cumplirá los veinte años”.
Casi los mismos
que se cumplen ahora
de nuestra última huida
a ese hotel nunca olvidado de Lisboa.


Rozalén

Luis García Montero

La voz de Joaquín Sabina y la justicia poética

El sábado Joaquín Sabina volvió a sentirse vinculado con la verdad, algo que lo ha convertido en el maravilloso autor de canciones que es


La mirada poética cumple su tarea cuando comprende las distintas dimensiones de la realidad. Las apariencias, los hechos, las imaginaciones, los sueños, el cuerpo y los sentimientos forman parte de la realidad, una materia flexible y llena de matices que consigue barajar las verdades personales y los acontecimientos colectivos. Por eso el mundo está lleno de canciones, poemas, novelas, películas, historias de amor y discusiones de fútbol. Las diferencias entre lo que cada uno ve y lo que ocurre no sólo alertan sobre los peligros del sectarismo y la manipulación, sino también sobre las dimensiones de una realidad abierta, sus matices y sus perspectivas. Nota aquí.


El Kanka

Raúl Porchetto

“Son tiempos poco honrosos, mentirosos”
El cantautor se anima a la presentación de un disco en pleno Mundial y en época de bolsillos bien flacos, con la búsqueda de un sonido rockero y el espíritu intacto: “Si luché durante casi cincuenta años, ¿cómo voy a bajar los brazos ahora?”, argumenta.
“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol”. Raúl Porchetto viaja hasta el alma de Martin Luther King y vuelve al presente con el mismo fin, sintetizar en una frase contundente la contundencia de una intrépida decisión: presentar su nuevo disco (Sombras en el cielo) en pleno Mundial de fútbol, y frente a un contexto de bolsillos flacos, desolación social y retroceso general de entusiasmos colectivos. “Siempre fui de arriesgar... si luché durante casi cincuenta años ¿cómo voy a bajar los brazos ahora?”, se inflama el cantautor mercedino, ante la pronta entrega en público de su vigésimo primer disco solista, este viernes 22 en el Teatro Coliseo (Marcelo T de Alvear 1125). “Me llevó más de un año de trabajo hacerlo, porque no me gusta la cosa comprimida. No me gusta que mi música suene compactada como en un celular... quiero que suene como un vinilo”, enmarca Porchetto, posado en uno de los aspectos de la labor que acaba de concretar cerca de los 70 años. Otro, según él, claro, es el rastreo de la excelencia. “Uno tiene que buscar la excelencia en todas las cosas, en la medida de lo que pueda, y por eso me llevó tanto tiempo hacer este disco”, sostiene. Nota aquí.


Ismael Serrano


Manu Chao

Tute


martes, junio 19, 2018

Karel & Silvio

Joaquín Sabina

79 conciertos sin perder la voz

“De los otros 79 conciertos que ha ofrecido en esta gira, la prensa nacional no se hizo eco, no leímos titulares como ‘Noche de antología’ o ‘El mejor Sabina se crece en escena’”

Sabina se queda sin voz en Madrid, cuando casi ha completado el concierto previsto, y el mundo se viene abajo. Vivimos en el estado de las autonomías, en el mundo globalizado, pero la vieja España sigue siendo la de villa y corte. La de mirarse el ombligo central. Lo que se cuece en Madrid es lo que importa, se magnifica. Lo demás no tiene relevancia. Reporteros sorbemocos nos recuerdan las veces que ha pinchado en Madrid, porque es verdad que su ciudad (uno no es de donde nace, sino de donde le apetece ser; o de donde puede, en el peor de los casos) parece que le impone, como a una amante a la que no quieres defraudar. Pero en lugar de restarle gravedad al asunto —por más o menos recurrente, que no habitual— llega la hecatombe, los titulares castastrofistas. Pareciera que Sabina ya tuviera pasaje de primera en la barca de Caronte. Porque, como todos sabemos, las afonías son el camino más directo a la tumba… ¡Ay! Los que parecen mortales de necesidad (y necedad) son algunos titulares y sus correspondientes artículos. Nota aquí.



Piti Fernández

Verónica Parodi

“La canción de cuna también es una forma de resistencia”
La escritora comenzó a crear las nanas para su hijo y después les dio más forma de canción, junto a su sobrina Emilia y a Nora Sarmoria. En el libro-disco las cantan invitados como su madre Teresa, León Gieco, Chango Spasiuk, Los Musiqueros y Liliana Herrero, entre otros.
Nanas, arrullos, cantos, versos, poemas. Chamamés, huaynos, vidalas, también aires de bossa nova o algún joropo. Todo eso suena con belleza en Bordando nanas (con hilos de amor), el libro-disco de Verónica Parodi, con ilustraciones de Fernanda Bragone y canciones interpretadas por León Gieco, Teresa Parodi, Liliana Herrero, Ligia Piro, Chango Spasiuk, Los Musiqueros, Mariana Carrizo, Chiqui Ledesma, la venezolana Cecilia Todd, el paraguayo Ricardo Flecha y Nora Sarmoria, encargada también de la dirección musical y de los arreglos, junto con Emilia Parodi. Lo que se lee y se escucha son poemas y canciones de cuna, portadoras de ese vínculo primero y poderoso que aquí aparece ensanchado, en la poesía de Parodi y en las canciones en las que es posible escuchar ríos y montes, texturas y juegos, climas y olores. Mañana a las 17, Bordando nanas será presentado en el teatro El Alambique (Griveo 2350). No será una presentación de libro convencional: Teresa Parodi, Liliana Herrero, el grupo Los Musiqueros y Chiqui Ledesma, más invitados sorpresa, harán suyas estas nanas bordadas con hilos de amor. Será un concierto de canciones de cuna, dirigido tanto a niños como a adultos. Nota aquí.


Dani Flaco