martes, abril 25, 2017

Silvia Comes


El Roto


lunes, abril 24, 2017

Ismael Serrano

Ismael nos cuenta por Facebook.

Por fin terminamos nuestro pequeño disco infantil:
5 canciones para dormir y 1 para despertar.
Interpretadas por Jimena Ruiz Echazú, el disco contiene 3 canciones escritas por un servidor, temas extraídos del musical infantil "Oliverio y la tormenta", del que muy pronto os daré lugar y fecha de estreno, y 3 versiones de canciones de autores a los que admiro.
El disco se editará en España a finales del próximo mes. En Argentina quizá tarde un poco más pero no mucho.
La verdad es que es muy emocionante emprender este nuevo viaje.
Yo de mayor siempre quise ser un niño. Y reencontrándome con el chiquillo que recitaba a Gloria Fuertes o tarareaba a María Elena Walsh escribí y produje este pequeño manojo de canciones, para dormir soñando mundos mejores, para despertar construyéndolos.
Gracias a tod@s por haberme permitido cumplir un sueño.
En los próximos días os iré dando más información.


Silvio Rodríguez

Uno no es ni famoso, ni exitoso, ni ningún oso

“¿Tú no eres Juan Triana?”, pregunta Silvio Rodríguez con unos papeles en las manos cuando tomamos asiento. Su interrogante me deja pensando, porque Juan Triana es el nombre de quien fuera mi profesor de Problemas de la Economía Cubana, un eminente y popular economista desde que sus conferencias dieran la vuelta a Cuba como aquellas carreras de bicicletas, aunque gracias a la solidaridad de los cubanos que nos hace ir pasando de memoria flash en memoria flash una información cuando parece relevante. Nota aquí.


Luis García Montero

El fútbol y yo

Voy a escribir contra el fútbol. Para que nadie se lleve a engaño, aclaro que no me he convertido en un intelectual espeso, ni en un poeta puro. Confieso además que soy socio de dos equipos, el Granada y el Real Madrid, y que mi relación con el  balompié, iniciada en las calles de mi barrio, está llena de tardes de domingo, glorias deportivas, lágrimas de descenso, copas de Europa, queridísimos seguidores insoportables del Atleti, estadios con banderas y horas nerviosas buscando una radio o un televisor para seguir el partido con el corazón en un puño. Nota aquí.



El Roto



domingo, abril 23, 2017

Nieto No 122

Otro nieto que recuperó su identidad
Tiene 40 años, vive en el Interior y está haciendo el primer contacto con su familia biológica. Sus padres fueron secuestrados por la Policía Federal y su madre lo tuvo en la ESMA en julio de 1977.
El hijo de Iris Nélida García Soler, nacido en la ex Escuela de Mecánica de la Armada durante la última dictadura militar, separado de su madre y apropiado, ayer recuperó su identidad y se convirtió en el nieto 122 de la historia de búsqueda y lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo y los familiares de desaparecidos. Nota aquí.


Joaquín Pérez Azaústre

20 años de “Atrapados en azul”


Hace veinte años vivimos atrapados en azul. Realmente era otro tiempo, también otro fulgor: no parecía que nadie se impacientara esperándonos en casa, pero sí que había un mundo ebrio de sensaciones que iríamos anotando en la página en blanco de la piel. Recuerdo algunas tardes de 1997, cuando me subía al trastero de mi casa, en Córdoba: una especie de torre no exactamente de vigía, sino de protección de uno mismo. Allí arriba, con esa ventana abierta a la sucesión de azoteas de Ciudad Jardín, con las antenas de televisión y los tendederos de ropa hinchada por el viento, he visto los atardeceres más definitivos de mi vida. Allí arriba soñaba, allí mismo era yo –todo lo yo que puede uno ser con dieciocho o diecinueve años, es decir: todo-, escribía, levantaba pesas entre mis viejos posters ochenteros de baloncesto –Magic Johnson, Michael Jordan, Fernando Martín y Jordi Villacampa a tope-, leía y escribía. Y, por supuesto, escuchaba música. Mucha, pero muy hermanada: Silvio Rodríguez, Víctor Manuel, Serrat, Sabina, Pablo Guerrero. Cuando escuchaba Oh melancolía de Silvio, realmente estaba en Cuba. Con Víctor Manuel, en Asturias, en esa romería que también me esperaba. Con Sabina, en Madrid, que antes o después –entonces parecía que muy tarde- tendría que ser mi escenario, y con Pablo Guerrero, un tiempo en que los jóvenes podían dar la mejor medida de sí mismos, mientras esperaban que lloviera A Cántaros. Nota aquí.


Benjamín Prado

Forges


sábado, abril 22, 2017

Andrés Suarez

Orlis Pineda

Descripción del proyecto


En estos años de lucha cantada y de compartir con todos desde lo más profundo de mi corazón las tonadas que mis sentimientos han producido, intentando ser lo más sincero, coherente y honesto con mi forma de sentir y pensar, cantándole al amor, a la amistad, a la esperanza y a todo lo que creo justo, he tenido la necesidad de hacer un homenaje a las dos culturas que me han alimentado como artista, la cubana de la que nací, y la española que me ayudó a crecer. De la cultura española, la rumba se acerca mucho a mis raíces y de ahí su influencia en parte de mi quehacer artístico. Crónica aquí. 






Fran Mariscal


Relatos Música & Poesía


Luis, Lourdes & Pedro

Aute, Krahe & Sabina


El Roto


viernes, abril 21, 2017

Antonio Sanz

Tiempos de acero

Corren otros tiempos, hay otras verdades, adoramos a otros dioses de manera compulsiva. Hay cenizas en el horizonte que nos anuncian, que al final del túnel fracasará la vida.

No hay fronteras en el tiempo, se malvive en una isla, cada vez más solos, cada vez más lejos, mientras el ruido nos arruina, se venden caros los comienzos, disfrazamos de roces las caricias.

Se buscan amigos por cientos, todo vale según quien lo escriba, no hay formas ni maestros, faltan artesanos, sobra palabrería, si te gusta "comparte", o al menos si no compartes dame un te gusta. Arde el frío en este infierno. Crónica aquí.


Ari Jiménez


Pablo Guerrero


Sergio Alzola

Fran Fernández


Javier & Begoña


Dani Flaco

Venezuela


El Roto


jueves, abril 20, 2017

Benjamín Prado

Benjamín Prado, a sorbos.

Vivanco es una locura maravillosa. Un proyecto inesperado que, por su pasión, me recuerda a Rafael Alberti.
Conoció a Rafael Alberti en un bar y, con la osadía de los 19 años, y aún con mayor sinceridad, le transmitió honestamente qué le parecía su obra. Todo un remolino de frescura poética para alguien acostumbrado a los elogios. Desde entonces fueron inseparables, dos almas gemelas entrelazadas entre caminos de tierra. Cuatro huellas, dos al abrigo de la sombra del ángel, salpicadas de versos, de risas, de confidencias, de la memoria de la literatura recordada en cada rincón de España.
A Bob Dylan, y a su Hurracan, le debemos el primer poema de un escritor que huye de la rutina. Por un motivo misterioso sigue escribiendo poesía. Y novelas. Y lejos de la estética de un poeta taciturno y solitario entre el asfalto del siglo XXI, Benjamín Prado es un conversador optimista y vital, al que le parece más interesante aprender que enseñar. Un hombre que a sus cincuenta y… ha logrado conquistar a un público joven gracias a su último poemario Nunca es tarde. Un buen pretexto para conocerle a través de este canto al amor maduro, que se aleja del personalismo de la literatura. Nota aquí.

Fran Espinosa


Javier Ruibal

Raúl Soldi


Coque & Patricia


Iñigo Coppel

Pablo Sciuto


El Roto


miércoles, abril 19, 2017

Bergia & Olavide


Homenaje a Luis Eduardo Aute.

Manu Clavijo


Pedro Guerra


Luis García Montero

España republicana

La señora ministra del ejército se ha saltado a la torera la norma de que un Estado democrático no puede tener una religión oficial. Ha ordenado en esta Semana Santa que las banderas ondeen a media asta en los acuartelamientos españoles. Cristo murió en acto de servicio. Como todavía hay libertad de sentimiento en mi casa –en España, no–, hemos decidido llevar el luto a otra parte: la muerte de la II República que se proclamó un 14 de abril de 1931. En el patio hemos colocado una bandera tricolor que brilla a salvo de la vigilancia de las subdelegaciones del Gobierno. Abril es mucho abril. Nota aquí.


Paris Joel

Amándote.-

Para Mili Leiro. Porque lo más bello lo viví un 14 de Febrero.


Cuando el frío se aloja en mi cuerpo
y todos los huesos oyen gritar al viento,
cuando la soledad golpea el pecho
y el corazón no bombea ni un aliento,
en silencio, te imagino, te amo, te rezo.


Es en ese momento cuando mi vuelo
se torna astral, ingrávido, ligero
y te toma de la mano hacia el beso,
es ahí cuando mi alma ríe
y no solo está, es, plena, transparente,
es ahí cuando no estoy pero soy
único e intransferible,
en tu boca, en tus senos,
deseo y fuego, tras los años
que no cuentan, solo el ahora,
el momento.


Completo aquí.