viernes, septiembre 30, 2022

Rafa Mora

 A Joan Manuel Serrat

ENTRE ESE TIPO Y YO HAY ALGO EMOCIONAL
No es el color de tu mediterráneo.
Ni tu voz que vibra al son de tu bendita música.
No son tus versos costumbristas que apaciguan tempestades.
Ni tus significantes que signan,
con exquisita precisión,
la esencia de nuestros significados.
No es tu talante cotidiano
que esculpe ventanas a las calles
de un país aún enfermo de tiempo y de memoria.
Ni tan siquiera tu hermosa utopía que alborota los gallineros de los pusilánimes.
No. No es eso exactamente.
Tampoco tu talento y maestría en el arte de la alquimia para destilar emociones.
No es ese deje catalán.
Ni esa socarronería irónica.
Ni la didáctica cívica y necesaria de tu dialéctica.
Ni tan siquiera ese gran día que hilvanas con optimismo en cada manojillo de sueños.
Tampoco tus musas
que aletean en el techo remontando barquitos de papel.
Ni los Benitos que pueblan tus canciones.
Ni el carrusel que gira para desentrañar la libertad.
Ni siquiera las pequeñas cosas que discurren agazapadas entre bambalinas.
No. No es eso exactamente.
Es tu digna vocación de maestro titiritero.
De prestidigitador emocional.
De soñador de pelo largo.
Es la familiaridad con la que tus ojos retratan el paisaje de la vida,
nuestra vida,
aquella que, de vez en cuando,
nos besa en la boca.
Te guste o no,
eres tú,
querido Tarrés,
estimat Serrat.
Y me caes bien por ambas cosas.



Ismael Serrano

 


Sidecars

 


Miguel Ríos


 

El Kanka

 “Autorretrato”: así es la nueva canción de El Kanka que muestra las virtudes y defectos detrás de un artista

El malagueño recibió buena respuesta por parte de sus fans tras el conmovedor video que acompaña su sencillo.

Juan Gómez, mejor conocido como El Kanka, actualmente está explorando una faceta más íntima en su música, por lo que el nuevo lanzamiento de su canción Autorretrato, busca poner sobre la mesa qué hay más allá del artista.

Este sencillo habla un poco sobre la infancia y cómo el paso de los años van transformando a las personas y llevándolos por caminos que en la niñez habrían parecido casi imposibles.

“Soy un niño que creció, el hijo de mi mamá. Que un día se hizo cantor, cantando muy regular. Soy el que miraba al mar, cuando el mundo iba al revés, buscando alguna verdad, ahogando mi timidez”, son algunos de los primeros versos que se pueden escuchar.

Y es que, además de la melodía que incita a la reflexión sobre uno mismo, también el malagueño acompañó cada ritmo con un poderoso video que cautivó a sus seguidores. Nota aquí.



Juanlu Mora & Chico Herrera

 


Tute

 

jueves, septiembre 29, 2022

Fito Páez

 El homenaje de Fito Páez a Charly García en la gira por los 30 años de El amor después del amor

El rosarino coló una canción de Charly en medio de su clásico Dar es dar. También le dedicó unas emotivas palabras a Luis Alberto Spinetta. 

“Esta noche casi viene Charly”, interrumpió Fito Páez. Su cuarto show de la gira por los 30 años de El amor después del amor llegaba poco a poco a su fin, tras atravesar más de 20 canciones, todos clásicos que revolucionaron el rock en las últimas décadas. El estadio entero comenzó a aplaudir, y mientras de fondo sonaba Dar es dar, el rosarino improvisó un breve homenaje al propio Charly García con un cover histórico.

La canción en homenaje a Charly que incluye Fito en su show es Peluca telefónica, que en verdad fue una creación conjunta de García junto con Pedro Aznar y Luis Alberto Spinetta, incluida en Yendo de la cama al living, el primer disco solista de Charly, editado en 1982. “No le debo nada a Entel, me cuido la nariz. El silencio termina mañana”, llega a cantar Fito, con las manos en el piano, antes de retomar el estribillo de Dar es dar. Nota aquí.




Pedro Pastor & Lola Membrillo

 


Pez Mago


 

Ana Montojo

 LA NOCHE

Está loca la noche,
mi cuerpo no es consciente de los años
que dicen mis papeles,
o tal vez es que nunca han existido
los días de dolor y de penumbra
y está por estrenar,
tiene la piel intacta de una virgen
renaciendo de nuevo para amarte.
Broto de entre las ruinas; como las madreselvas
que crecen enredándose a la vida
yo me enredo a tus piernas y respiro
al ritmo que me marcan tu sístole y tu diástole
al oscilar el arco de tu pecho,
desnudo y redentor,
tus dedos recorriendo mi columna
y contando mis vértebras.
No me importa si duermo o me desvelo,
no hay horas, ven despacio,
saborea este instante de ternura
que rescatamos ambos del desastre
y ha sobrevivido a todas las mentiras.
Contra todo pronóstico, aún estamos vivos.



Las Patillas del Abuelo & Abel Pintos

 


Joan Camps

 


Ricardo Darín

 "Me esperanza ver qué pasa con la gente joven"

La flamante designación de la película de Santiago Mitre para el Oscar no enloquece al intérprete, que prefiere enfocarse en un estreno local que promete hacer mucho ruido.

Y llegó el momento. Luego de participar en la sección oficial competitiva de la Biennale de Venecia y de presentarse en el Festival de San Sebastián con gran repercusión en la prensa y la audiencia (en el encuentro vasco acaba de ganar el Premio del Público), Argentina, 1985, el nuevo largometraje de Santiago Mitre, llega este jueves a los cines de nuestro país, tres semanas antes de desembarcar en la plataforma Prime Video de Amazon, su principal empresa productora. Lo hará en más de doscientas salas, aunque no serán de la partida las principales cadenas de origen extranjero, peleadas a muerte con la “ventana” de escasas semanas propuesta por el servicio de streaming. 

La exitosa venta anticipada viene confirmando desde hace diez días el interés por el film escrito por el propio Mitre junto a su compañero de aventuras en el guion, Mariano Llinás, y protagonizado por Ricardo Darín y Peter Lanzani en los roles de Julio César Strassera y Luis Moreno Ocampo, respectivamente. La elección, el martes por la noche, de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina como el film que representará al país para competir en la categoría de título internacional en los premios Oscar no hace más avivar el fuego de las expectativas que, como suele ocurrir en estos casos, son enormes.

La historia, a esta altura, es más que conocida. Argentina, 1985 recrea uno de los hechos más relevantes de la vida política en democracia: el Juicio a las Juntas Militares ocurrido poco tiempo después de las elecciones que llevaron a la presidencia a Raúl Alfonsín. Sin embargo, fiel a su costumbre, Mitre no queda atrapado en las reglas del cine de denuncia o en la simple reconstrucción de rasgos documentales, adoptando en cambio algunas directivas del thriller político y el film de juicios, géneros clásicos del cine estadounidense que han sido absorbidos y adaptados por diversas cinematografías a lo largo de la historia para sus propios intereses creativos. Nota aquí.



Miguel Campello

 


Nando Deibe & César de Centi

 


Kevin Johansen

 Kevin Johansen en el Gran Rex: establecer empatía desde el oficio de músico

El cantante alasqueño no precisó de trucos para mostrar que la propuesta del concierto iba a ser íntima: le bastó con su aguda sintonía con el contexto.

“Es un regalo hermoso estar tocando en Buenos Aires, mi casa, y en este gran living hermoso que es el Gran Rex”, afirmó Kevin Johansen en la noche del sábado, antes de embarcarse en el bis. Más allá de que es conocido el don del cantante para la elocuencia, la oración no es menor porque sintetizó lo que fue la presentación de su más reciente álbum, Tú ve, al menos en lo que se refiere a la intimidad del show. Aunque tampoco hubo otro rasgo, señal ni expresión que hiciera tan obvio ese propósito. Ahí radica lo fabuloso de su arte: establecer la empatía a partir del oficio del músico, a manera de guía. Tan milenario como complejo, inclusive hoy. Mientras muchos artistas se empeñan en llevar al escenario el bidet y la cocina para que graficar cada clima de la propuesta de espectáculo, el artista que hizo de su biculturalidad su identikit lo puede lograr sobre la base de una sintonía muy aguda con el contexto.

Al igual que sucede en todos sus recitales, Kevin se apoyó en su gente querida para llevar adelante su misiva. Esta vez le acompañaron sus hijas, Wiranda y Kim, al igual que varios músicos amigos de ayer y hoy. Si bien no se percibió del todo, la rareza fue que subió a escena sin The Nada. Estuvieron los integrantes de la banda en varios pasajes de la performance, pero no en un formato de ensamble permanente. Y es que, fiel al concepto de la propuesta de Tú ve, el show giró en torno a él y a su principal recurso: su voz. Por eso, en esta ocasión se hizo acompañar por el tándem conformado por Francisco Leiva (guitarra y teclados) y el uruguayo Pablo Bonilla (secuencias y percusiones), quienes se encargaron de conseguir el objetivo con la menor cantidad de recursos posibles. Sobre todo en el primer tramo del repertorio, que se apoyó en las canciones del flamante álbum. Nota aquí.



Luis García Montero

 


Natalia Lafourcade


 

Juan Villoro

 Juan Villoro gana el reconocimiento a la excelencia del Premio Gabo 2022

El escritor y periodista mexicano es, según el jurado, una de las voces más importantes de la crónica y la literatura actuales.

El escritor y periodista mexicano Juan Antonio Villoro Ruiz ha ganado el reconocimiento a la excelencia del Premio Gabo 2022, según informó este miércoles la Fundación Gabo en un comunicado de prensa. El consejo rector del Premio, compuesto por destacados periodistas, escritores y académicos, decidió otorgar este reconocimiento a Villoro (Ciudad de México, 1956) “por el brillante e inspirador conjunto de su obra y trayectoria” y la “mirada propia, profunda y crítica que proyecta en su ejercicio periodístico con rigurosidad, ética y talento ejemplares”.

Villoro es, según el jurado, una de las voces más importantes de la crónica y la literatura actuales, y “un excepcional intérprete y narrador de las realidades sociales, culturales y políticas de México, América Latina y el mundo”. Este premio a Villoro es un reconocimiento a un narrador “que cautiva a través de la palabra viva, que respeta, conoce y usa como pocos” y a un “gran hablador del idioma que enseña a afinar el lenguaje para contar con hermosura y eficacia” en diversidad de géneros que van desde columnas y cuentos infantiles, hasta obras de teatro y crónicas.

El consejo rector del premio explica que las crónicas de Villoro son referentes de este género híbrido entre la novela, el reportaje y el ensayo que el mismo autor denominó el ornitorrinco de la prosa. “Villoro es un hombre que, al salir a la calle, es capaz de convertir cualquier tema en atractivo: en una crónica maravillosa, una crítica social aguda, una intervención necesaria en la conversación pública”, se lee en el veredicto del reconocimiento.

En un perfil sobre Villoro que escribió la editora mexicana Julieta García González a raíz del premio, se cuenta que la afición por la escritura del galardonado comenzó desde niño, con sus primeras lecturas. “A los 15 años le llegó una lectura que cambiaría su panorama vital, sacándolo de su centro. La obra fue De perfil, la novela iniciática que José Agustín publicó a los 22 años”, escribe García González. Y añade: “Juan se identificó con el personaje central que vivía unas circunstancias que le parecieron sospechosamente similares a las suyas”. Nota aquí.



El Roto

 


miércoles, septiembre 28, 2022

Rozalén

 


Luis García Montero

 


José Antonio Labordeta

 Diario íntimo de Labordeta: lo que no se atrevió a compartir con su familia

La viuda del músico y poeta encuentra un diario donde su pareja expuso sus zozobras y tristezas. Este dietario es la columna vertebral del documental ‘Labordeta, un hombre sin más’

Juana tiene 83 años y vive sola en su casa de Zaragoza. Dice, con un amor propio nada forzado, que se “lo hace todo”. Baja a la compra, cocina, queda con sus amigas, va al cine… Se maneja estupendamente en la misma vivienda donde pasó los últimos años con su pareja, el poeta, músico, profesor y político José Antonio Labordeta (Zaragoza, 1935-2010). En ese hogar Juana cuidó a su marido cuando el cáncer lo agarró para nunca dejarlo. Y allí fue también donde realizó hace tres años un descubrimiento extraordinario que ahora se ha atrevido a desvelar: un diario del que su marido nunca había hablado, escrito de madrugada con bolígrafo azul y con unas reflexiones íntimas que a ella le han “impactado”. Este diario ejerce de columna vertebral del documental Labordeta, un hombre sin más, una cinta dirigida por Gaizka Urresti y Paula Labordeta (una de las tres hijas de la pareja) que se acaba de estrenar en los cines españoles.

Juana de Grandes descubrió el cuaderno mientras buscaba material para el documental. “José Antonio tenía unas agenditas donde ponía las fechas de todas sus actuaciones. Acumuló decenas, porque no las gastaba: en cada ciudad compraba una. Estaban guardas en unas cajas de cartón. Y ahí, revisándolas, encontré un cuaderno más grande”, explica a EL PAÍS. Juana no habló con nadie del hallazgo. Quería leer antes el contenido. Una tarde, en su casa, se sentó a la luz de una pequeña lámpara, abrió el vetusto block de tapa verdusca y se quedó conmovida. “Tardé unos días en comentarlo con mis hijas porque había cosas muy íntimas y no sabía cómo lo iban a encajar”, señala. Nota aquí.



Miguel Campello

 


Vetusta Morla & Carla Morrison

 


Rafa Pons

 NIÑO VIEJO

Me encantaría decidir
mi suerte con una moneda,
pero soy más de escribir
pros y contras en la tierra.
Hasta que llega el chaparrón
y me la pela el dolor.
Me camuflo con el barro
y pongo rumbo al rocanrol
canturreando algún bolero.
Yo siempre seré un niño viejo.
Siempre dispuesto a aprender,
siempre muerto de miedo.
Acostumbrado a frecuentar
la noche como compañía,
busqué un amor en cada bar,
y en los puertos, melancolía.
Pero no supe dormir
sin encender una luz
y aprendí a escribirme cuentos
para que los cantes tú,
mientras me abrazas en sueños.
Yo siempre seré un niño viejo …
Y sin más bastón que un juguete
aprendí a crecer.
Volviéndome loco hasta comprender
que sólo soy lo que siento.
Y por fin logré olvidarme contigo de mí.
Y aspiro a ser libre hasta sonreír.
Como un bebé con su abuelo,
volando cerca del suelo.
Yo siempre seré un niño viejo …



Fran Espinosa

 


El Roto

 


martes, septiembre 27, 2022

Ciro y Los Persas

 


Vicky Gastelo

 


Rodolfo Serrano

 Ahora

Ahora que no añoro ni el tiempo ni la gloria
y las noches son suaves como un bar por la tarde,
ahora que no tengo ni amantes ni siquiera
me matan los recuerdos de los días felices.
Ahora, cuando busco en todos mis bolsillos
aquel pañuelo blanco que me dio una muchacha,
y bebo siempre a solas y a solas me paseo
por calles y por plazas que ya no reconozco.
Cuando el nombre de todas las mujeres amadas
son aquel mismo nombre que sólo pronunciamos
en esa soledad que tienen los moteles,
cuando suena, lejano, un rumor de autopista.
Ahora que las horas pararon los relojes
y viene el calendario, nos abre los balcones
y yo escribo algún verso mientras sueñas al lado
y en la tele se anuncian la ruina y el desastre.
Ahora que el invierno, tan seco, tarda y viene
como un perro sin amo, cansado y solitario.
Ahora que la vida se viste a medias luces
y nos encuentra siempre insomnes en el lecho.
En nuestra piel marchita está el futuro escrito.
Y el pasado es un pájaro que vuela en el otoño.
El frío de estos días es la dulce añoranza
de un tiempo en el que fuimos los reyes de la casa.
(Y nadie va a vencernos en la dulce derrota
que besa nuestra carne y nos hace inmortales).
Foto de Raul Cancio.



Pedro & Pablo

 


Nach

 


Carlos Boyero

 “Estoy vivo porque siempre pedí ayuda”

El crítico de cine de EL PAÍS habla de los abusos en un internado religioso, los brutales métodos de desintoxicación de las clínicas en los ochenta y qué le salvó

Ya no hay padres, nunca hubo hijos, ni hermanos, ni sobrinos. Ya solo quedan algunos buenos amigos y muchas películas. Con el estreno en el festival de San Sebastián de El Crítico (TCM), un documental sobre la vida del crítico de cine de este diario Carlos Boyero (Salamanca, 69 años), se ha hablado mucho del fin de una estirpe y de un género, el de la crítica, que sufre los problemas de la propia industria y que para sobrevivir ha de adaptarse a los nuevos tiempos: los de las plataformas de televisión y salas cada vez más vacías, los de las redes sociales en las que cualquiera opina. Tras 45 años de profesión, Boyero despierta aún la curiosidad del excéntrico: no conoce internet, solo usa el móvil para llamar y ha dedicado su vida a una guerra particular y encarnizada contra lo que llama la impostura. La batalla más célebre fue con Pedro Almodóvar, que un día le regaló una lámina de Hopper. No es casual que su pintor favorito sea el gran retratista de la soledad. Tampoco que, de todas las reproducciones suyas que hay en su hogar, la más grande, la que ocupa una pared entera, sea, precisamente, Resaca, un escena en un día de sol en el mar. El inquilino es un personaje de luces y sombras.

Pregunta. ¿Qué tal han ido las críticas? ¿Han puesto bien el documental sobre su vida?

Respuesta. Sí, parece ser que ha gustado mucho. A nivel de los medios y de la gente. La verdad es que estaba acojonado. Pensaba: “Y si me parece un horror, ¿qué digo yo, que soy tan crítico con los demás?” Pero cuando acabó, me dije: “Sí, ese soy yo, para bien o para mal”.

P. Y en su vida, ¿cuándo se gusta menos y cuándo se gusta más?

R. Me gusto un montón en las épocas en las que he estado enamorado de personas que estaban enamoradas de mí. Ahí soy un tipo encantador. En otras épocas me llevo muy mal conmigo mismo, hay una vena autodestructiva en mí que me ha llevado a circunstancias muy jodidas. Me he convertido en un superviviente a costa de pagar facturas graves. Confieso que he vivido, confieso que he sufrido, pero tengo una historia que contar. Que me quiten lo bailado. Nota aquí.



Tute

 


lunes, septiembre 26, 2022

Marwán e Iván Ferreiro

 


Carlos Cantini

 


“Argentina, 1985″

 “Argentina, 1985″ ganó el premio del público en San Sebastián

La película argentina que recrea el Juicio a las Juntas de la dictadura militar, obtuvo el galardón por voto popular en el festival de cine que hoy concluye. Tuvo un promedio de 9.14 sobre 10

Argentina, 1985, dirigida por Santiago Mitre con Ricardo Darín como el fiscal Julio César Strassera y Peter Lanzani en el papel de Luis Moreno Ocampo, ganó el Premio del Público en el Festival de San Sebastián que hoy concluye su 70ma. edición. “Obviamente estamos todos muy emocionados porque sabemos el peso que tiene el voto del público de la audiencia del Festival de San Sebastián”, dijo el productor Axel Kuschevatzky en el bar del Hotel María Cristina en donde recibió la noticia del premio.“Es un honor y se suma a el camino hermoso que está haciendo una película que cuenta una historia tan Argentina, pero al mismo tiempo tan universal”. agregó.

El carácter del galardón, que se conoció antes de los premios oficiales que se entregarán en la gala de cierre, tiene una importancia especial, teniendo en cuenta que el Festival de San Sebastián es un certamen “de público”, lo que significa que los espectadores llenan las salas en cada edición del festival, a diferencia de Cannes, en donde por caso, los asistentes pertenecen en su gran mayoría a la industria del cine y la prensa especializada de todo el mundo. “Lo comentábamos con Santiago (Mitre), que se trata de una película sobre la democracia, sobre la defensa de la democracia y que reciba el voto popular nos resulta doblemente hermoso y agradable”, analizó el productor. Nota aquí.



Joaquín Sabina