viernes, mayo 25, 2018

Rodolfo Serrano


Abuelas de Plaza de Mayo

Un respaldo unánime para las Abuelas
Las Abuelas integran nuevamente la lista de candidatos al Nobel de la Paz, por propuesta del diputado Daniel Filmus. Carlotto agradeció la presencia de “todas las voces de la democracia” en el acto y aseguró que el premio no le quita el sueño.
Las Abuelas de Plaza de Mayo están nominadas una vez más al Premio Nobel de la Paz. La candidatura para integrar la lista de candidatos de la edición 2018, aceptada ahora por el comité noruego, la presentó el diputado Daniel Filmus, del Frente para la Victoria. El anuncio tuvo lugar ayer al mediodía en el Congreso, con la presencia y el respaldo de legisladores de todos los bloques, incluido el macrista. Estela de Carlotto, presidenta del organismo, se mostró emocionada ante la presencia de “todas las voces de la democracia”, aunque admitió que el premio “no nos quita el sueño” y que el objetivo de Abuelas sigue siendo encontrar a los nietos apropiados que aún no recuperaron su identidad. La nota de color la aportó el diputado Daniel Lipovetzky, de Cambiemos, quien a contramano de las políticas y los discursos que instaló el gobierno de Mauricio Macri afirmó que “no se puede cuestionar más el número de desaparecidos ni puede haber fallos que beneficien a los genocidas”. Nota aquí.


Joaquín Calderón


Diego Ojeda

Benjamín Prado

Benjamín Prado, sobre la libertad de expresión: "Si Nabokov publicase hoy 'Lolita', se va a la celda con el rapero"

  • El escritor Benjamín Prado retoma a su particular investigador Juan Urbano en la novela 'Los treinta apellidos' (Alfaguara), un retrato del enriquecimiento de las altas esferas mediante actividades ilícitas y que sirve al autor para reflexionar sobre "un mundo que parece que cada vez va a peor".
El escritor Benjamín Prado retoma a su particular investigador Juan Urbano en la novela 'Los treinta apellidos' (Alfaguara), un retrato del enriquecimiento de las altas esferas mediante actividades ilícitas y que sirve al autor para reflexionar sobre "un mundo que parece que cada vez va a peor".
"Me horroriza todo el tema de la libertad de expresión y estamos avanzando a pasos agigantados hacia atrás. Esas mentes bienpensantes deberían pensárselo dos veces y reflexionar antes de censurar: hoy en día Nabokov no podría publicar 'Lolita' y, si lo hiciera, se iría a la celda con el rapero", ha señalado en una entrevista con Europa Press el autor, en alusión a Valtonyc. Nota aquí.

Ismael Serrano


Alberto Cortez

Luis nos cuenta en su blog.

Alberto Cortez en Cádiz

Cuando Alberto Cortez apareció en el escenario del Teatro Falla de Cádiz pensé que hará medio siglo de su temerario –por arriesgado- recital en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en el que decidió cantar a los poetas. No fue una tarea fácil y sólo el paso del tiempo permite valorarla como merece. Sonaron en la voz de Cortez aquella noche Antonio Machado, Góngora, Quevedo o el Marqués de Santillana, mezclados con la poesía popular y viajera de Atahualpa Yupanqui.

Cortez había pasado de un cancionero inane en sus inicios a una cierta trascendencia, a través de una canción de mayores exigencias, y ello sin abandonar la producción Hispavox y la dirección musical de Waldo de los Ríos. En Cádiz pudimos escuchar de aquella cosecha de poesía cantada Retrato, ese magistral poema en alejandrinos con el que Machado quiso autorretratarse, viajando del huerto claro de la niñez  sevillana donde maduraba el limonero a la enunciación de ese último viaje del que nunca se ha de tornar. Retrato enuncia el río resonante de la vida, las sucesivas edades del hombre que a la manera de Manrique terminan en el mar que es el morir. Cortez escribiría su particular Retrato en Equipaje, una de sus mejores canciones, que no incluyó en su antológico paseo gaditano por su cancionero. Nota aquí.


Pedro Pastor


El Roto


jueves, mayo 24, 2018

El Kanka

“Ser ‘mainstream’ me suda el carajo”

El Kanka vuelve a llenar la Riviera con su cuarto disco 'El arte de saltar', un álbum que contiene dos mudanzas, un flechazo, un encuentro con la PAH y la facilidad para ofenderse.


"Me mola tu rollo", le dijo el dueño de El Juglar, en Lavapiés a El Kanka, Juan Gómez en aquella época. La entonces novia del desconocido cantautor nacido en Málaga en 1983 había recorrido Madrid repartiendo su maqueta. Este local madrileño fue el primero que le llamó hace más de diez años. El músico se presentó en el bar y Mariano, el propietario, le esperaba con un litro de cerveza y una bolsa de patatas Lays al punto de sal. Ensayaron y a tocar. Nota aquí.


Héctor Pérez


Rozalén

Javier López de Guereña


Cristina Narea


María Guivernau

(Sin) RIENDAS

El estridente sonido del miedo
se volvió silencio
tras el abrazo.
Beso a beso
se deshicieron las capas
y, bajo ellas,
la desnudez sin trinchera.
Un gemido rompió el silencio.
Después,
el salto al vacío sobre un colchón,
el vuelo sin pista de aterrizaje,
la danza de dos cuerpos
siguiendo el ritmo del deseo.
Escudos derretidos
por el fuego,
dejando el pecho a la intemperie
y el latido cabalgando libre,
sin riendas.
Sin freno.
Sin límites.



Carlos Recio


Tute


miércoles, mayo 23, 2018

Edgar Oceransky


Daniel Drexler

Puente de Río a Montevideo
“Tengo bien claro que me interesa cada vez menos estar en la ruedita del hámster”, señala el cantautor uruguayo, que les dio forma a las canciones de su séptimo disco bien rodeado de músicos brasileños que le terminaron de armar un sonido de simbiosis.
Drexler (Daniel) busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias. Empezó a dos años de terminar el siglo XX cuando, con un disco premonitorio desde el nombre (La llave de la puerta) intentó posicionarse en el mundo de la canción de autor, cerca de su hermano Jorge. Luego, con el nuevo siglo, llegaron Full Time, Vacío, Micromundo, Mar abierto y Tres tiempos, un DVD libro que revisa conceptualmente sus primeros tres trabajos. Esta es su microhistoria reciente, cuyo principal rasgo haya sido, tal vez, sobreponerse al peso del apellido. Ser más Daniel que Drexler, dicho de otra forma. El presente, en tanto, expresa la continuidad de ese camino ansioso y onírico a través de un disco cuyo nombre va de suyo con el fin: Uno. “La frase de Rubén Darío ‘la celeste unidad que presupones hará brotar en ti mundos diversos’ sintetiza muchas de las cosas que quiero decir en Uno”, despliega el cantautor, despegándose de la suposición a priori: el tango de Discépolo y Mores. “Otra razón es que, luego de vivir durante casi veinte años sintiendo que la encrucijada entre ciencia y arte en la que me encontraba (y encuentro) era una maldición divina, descubrí que mis mejores versiones en ambos campos surgieron gracias a esa encrucijada”, detalla Drexler, que presentará su disco este sábado 26 a las 21 en La Usina del Arte (Caffarena 1). Nota aquí.


Claudio H


Fernando Lobo

Ojos de Nikon


Con ojos de Nikon mira,
ve una foto en cualquier cosa,
en el adoquín, la rosa,
en la basura que tira.
Ni kon miedo ni kon ira
Ni kon dolor ni kon pena.
retratando cada escena
a cada momento vivo
su objetivo es subjetivo
y cada instantánea es buena

Completo aquí.


Tute


martes, mayo 22, 2018

Juanfran Esparza

Sobre el proyecto

Hace ya 4 años que publiqué mi último trabajo, "El viajero indomable". Probablemente me conociste gracias a él, un disco que en este tiempo me ha dado grandes alegrías y que he tenido la oportunidad de compartir con muchísima gente.
Ahora, tras más de un año de trabajo en el estudio, te presento un nuevo proyecto llamado “La búsqueda del método”, un disco compuesto por once canciones que recogen historias, reflexiones, vivencias y sentimientos de un autor que pretende seguir abriéndose paso en este mundo mientras hace lo que más le gusta: llegar a los corazones a través de la música, y que estas canciones pasen a ser universales y las hagas plenamente tuyas. Crónica aquí.

Armando Bo

“Quise generar una suerte de realidad paralela”
El director de El último Elvis y ganador del Oscar por el guión de Birdman cuenta con Guillermo Francella y Carla Peterson para narrar la historia de una pareja corriente que se trastoca cuando el hombre se ve empujado a tomar decisiones para salvar su vida.
Al ganar su primer Oscar, seguramente todos los profesionales del cine que no son estadounidenses sintieron que se les abría la puerta de Hollywood de par en par. El caso del argentino Armando Bo, nieto del mítico realizador de las películas de Isabel Sarli, fue distinto: ya trabajaba en Hollywood antes de ganar –junto a su primo Nicolás Giacobone– el Oscar al Guión Original por Birdman, del mexicano Alejandro González Iñárritu. Bo y Giacobone ya habían sido guionistas de Biutiful –también de González Iñárritu–, que había protagonizado el español Javier Bardem. Pero Armando Bo no se había conformado con su trabajo de guionista estrella y en 2012 había iniciado su carrera como director con El último Elvis. El jueves estrenará su segundo largometraje, Animal, con dos figuras del cine argentino: Guillermo Francella y Carla Peterson. Nota aquí.


Edgar Oceransky


Manu Chao

Ramón Chao, lecciones de música, periodismo y vida

Fue el director de las emisiones en español de Radio France


Ramón Chao tendría que haber sido ministro de Exteriores, de Vilalba o del mundo. Con dos palabras era capaz de convencer a cualquiera de llevar a cabo un sueño. Era un seductor que iba en moto, como John Berger, de París a cualquier parte, y su destino en realidad era el centro del mundo, donde aprendió a hablar y a tocar el piano: Vilalba, Lugo, donde floreció su carácter, la tierra que amamantó a Álvaro Cunqueiro.

Ramón murió el domingo por la tarde en Barcelona, adonde había ido buscando aire para sus pulmones. Estaban con él su mujer, Felisa, y sus hijos Antoine y Manu Chao, ambos miembros de la mítica Mano Negra, de la que Antoine se desgajó para ser un periodista de la radio francesa, como su padre. Ramón Chao tenía 83 años. Le pregunté ayer a Antoine cuáles eran las asignaturas que cumplió su padre, además del periodismo, el galleguismo y la música. Él añadió, entre admiraciones: “¡Y la cuarta vocación, padre de primera!”. Nota aquí.


Micro Abierto Libertad Ocho


El Roto


lunes, mayo 21, 2018

Joaquín Pérez Azaústre

Simeone

Simeone es la fuerza del espíritu. En mitad de la crisis apareció este hombre para decirnos que podíamos ganar. No sólo a los atléticos, sino a cualquier hombre o mujer que tuviera que ponerse la vida por delante para aguantar sus golpes. Se acabaron los neones, que además eran falsos, se acabaron las letras de espuma soñolienta sobre el cielo de Hollywood en la noche de estreno, se acabaron las grandes esperanzas de triunfo a lo largo: ahora se trataba de aguantar y hundir los tacos en el césped, igual que Simeone los clavó una vez sobre el muslo blanquísimo de Julen Guerrero, con punzadas de sangre oscurecida. En los años dorados, Diego Pablo Simeone era una fiera incómoda. Aquel hombre sangriento de la marrullería, aunque gran jugador, era una pesadilla para encarar cualquier sábado noche. Pero este hombre de hoy, que es a la vez entrenador, que aún parece jugador por la energía y casi un hincha más cuando cruza la banda celebrando los goles de su equipo, este hombre que es una creencia, un cielo abierto de tesón y furia, que nos hace nadar con lo imposible, solamente puede caerme bien. Crónica aquí.


Diego Cantero

«Hemos dejado a los jóvenes en un punto bastante jodido y tienen que levantar un país confuso»

La voz de Funambulista nos recibe en la sede del grupo editorial Random House de la calle Luchana en Madrid, donde prepara la edición de su primer libro mientras en su cabeza ya se ordenan los temas del que será su cuarto disco. Es verdad que es un músico que escribe canciones de amor porque sabe que las cosas que se hacen por amor, por norma, funcionan, pero también la sociedad y sus desastres se cuelan en las letras todopoderosas de Diego Cantero. Voz de Funambulista (Molina de Segura, Murcia, 1982)

-La semana pasada entrevistábamos al editor David Matías, que le pregunta: ¿Cómo cree que sus canciones pueden contribuir al bien común y a mejorar la sociedad?
-Me parece muy vanidoso pensar que mis canciones pueden cambiar la sociedad, sí que gracias al feedback del público uno se va enterando de que las canciones le van acompañando en momentos de su vida y al final la unión con el público es eso, es escribir algo en tu casa pensando que solo lo vas a entender tú y de repente darte cuenta de que eres menos raro y más común de lo que esperabas. Nota aquí.

Juanfran Esparza

Manu Clavijo

Tute


domingo, mayo 20, 2018

Javier Ruibal

Fernando Torres

Fernando José Torres Sanz

Cuando alguien da todo lo que tiene por un equipo, lo menos que se puede hacer es devolvérselo multiplicado por nueve


Fernando José Torres Sanz. Así se llama el añorado personaje que todavía no se ha ido pero al que ya se echa de menos como si hubiera pasado un año desde que se fue. Los amores son así. Los grandes amores. Yo soy uno de los muchísimos atléticos que adoran a este tipo. La calidad humana y futbolística de esta persona se ha quedado a vivir en el corazón de los atléticos y ha traspasado fronteras.
Viajo mucho por España y por Latinoamérica, y en todos los conciertos en los que participo como músico de la banda de Joaquín Sabina, ya sea en México, en Argentina, en Perú, o en cualquiera de esos países hermanos, siempre encontramos gente con camisetas del Atleti y con su nombre detrás: F. TORRES.
El 9 del Atleti. El 9 de la selección. El niño que nos puso en órbita marcando un espléndido gol a la imbatible Alemania. Campeones de Europa. Ahí empezó todo, con el gol de Torres. Fernando de mi vida. Nota aquí.

Amaia & Rozalén

Cristina Narea


Tute


sábado, mayo 19, 2018

Ismael Serrano

Ismael Serrano celebró dos décadas de carrera con sus fans en el Luna Park

 El cantautor Ismael Serrano comenzara su carrera hoy sería casi imposible ponerlo en un genero actual de una plataforma digital de música o en la batea de una disquería. Lo suyo está a años luz de nombres como "urbano", "reggaeton" y "trap". De hecho, está más cerca de la figura del cantautor que se comenzó a tallar en la década del sesenta, con la nueva trova cubana y la canción testimonial española de Serrat, Víctor Manuel, Aute y Sabina, que de lossongwriters de la escena indie del siglo XXI.
Casi podría decirse que lo que Serrano es, por una cuestión generacional y por opción personal, un paso intermedio entre aquella camada de cantautores post Revolución Cubana y pos Mayo Francés, que ya son la vieja guardia, y los compositores del nuevo milenio. Quedó en medio de dos aguas. Nota aquí.

Rozalén

Desfile de gozos

La albaceteña, locuaz y empática, se gradúa en un WiZink que le brindó toda la complicidad

¿8.000 almas agotando el papel en el WiZink Center para ver a una cantautora concienciada de un pueblito albaceteño? Hay fenómenos que asemejan milagros, y buena cosa es que todavía, por ventura, sucedan. Se maravillaba María Rozalén no hace mucho en algún camerino de que todos le pidan canción y opinión, de que su palabra cuente y sea atendida. Pero estas adhesiones casi nunca son azarosas ni fugaces, sino fruto de un discurso lúcido, sagaz. Razonado y razonable. Y Rozalén se ha afianzado como una creadora coherente y corajuda, incluso para combatir esos nervios que anoche se le anudaron en la garganta durante los primeros minutos de su gran fiesta de graduación.
“Sabía yo que acabaría llorando como una coplera”, se sinceró con ese desparpajo suyo de la serranía del Segura, antes de enderezar un rumbo que desembocaría en la pura euforia. En una fiesta compartida que tuvo también algo de reivindicación y homenaje, de ocasión para el recuerdo a la que la propia protagonista no quisiera poner nunca fin. Nota aquí.